Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

LimónApps | July 26, 2017

Scroll to top

Top

Rigth now get betting bonus from bookmakers
Sin comentarios

Profesor Felipe del Solar desmitifica a la Masonería en nuevo libro

El historiador, también autor de “Anarquistas. presencia libertaria en Chile”, presentó su tercera investigación en Paraguay sobre la “Confederación Masónica Interamericana”. “Los medios de comunicación insisten en que es una sociedad secreta con rituales esotéricos y la verdad es que la masonería es todo lo contrario”, advierte.

felipe-del-solar

En 1947 surgió la llamada “Confederación Masónica Interamericana”, iniciativa conjunta de la masonería en Argentina, Chile y Uruguay. En ese proceso participó activamente Gabriel González Videla y varios ministros y diplomáticos de la época. Se trató, ni más ni menos, que de la primera gran agrupación americanista, surgida incluso un año antes que la OEA, y hoy en día reúne a 350 mil miembros de los países de América Latina y el Caribe, más España, Francia y Portugal.

 En el marco de su 70 aniversario fue que Felipe del Solar, historiador y profesor de la Facultad de Comunicaciones UDD, fue contratado para escribir un libro acerca de esta fascinante y desconocida historia. El libro fue presentado hace unos meses en Asunción (Paraguay), en un auditorio con mas trescientas personas y contó con la presencia de Luis Almagro, Secretario General de la OEA.

“Me encargaron hacer el libro porque soy uno de los pocos especialistas en el tema que hay en América Latina. Comencé a estudiar a la masonería cuando descubrí que no se había investigado suficientemente. De hecho, salvo algunos casos aislados, como el de Cristian Gazmuri, historiador de la UC, nadie había trabajado el tema desde una perspectiva académica en Chile”, advierte Del Solar.

Para calibrar el papel de la masonería durante la segunda mitad del Siglo XX en Chile, quizás basta con recordar que hubo nada menos que 4 presidentes de la República, numerosos senadores y diputados, y contó con una importante presencia en el Partido Radical y en el Partido Socialista. De hecho, Eugenio Matte Hurtado, fundador del PS, fue al mismo tiempo Gran Maestro de la Gran Logia de Chile.

“Al estudiar a esta agrupación, no me dedico a ver sus lógicas internas, sino que observo en un espacio privado como se producen los acuerdos políticos. La masonería permite comprender lógicas que no son del todo evidentes. Al no ser una agrupación con tinte político, confluyen en su interior personas de diversas tendencias. Sin ir más lejos, tanto Salvador Allende como Augusto Pinochet fueron miembros de la masonería. Ahí está el foco de mi interés, analizar a través de la sociabilidad mecanismos de acuerdos políticos”, sostiene Del Solar.

-Otro de tus libros es “Anarquistas. presencia libertaria en Chile”. ¿Qué gatillo tu interés por este movimiento que en España, Chile y otros países adquirió vitalidad entre las clases trabajadoras? 

-Llegué al anarquismo de forma más o menos fortuita. Un amigo me invitó a participar a comienzos del año 2000 en una investigación financiada por un centro de estudios norteamericano, que estaba interesado en conocer la situación de los anarquistas en Chile. Estuve cerca de 4 años investigando el movimiento ácrata chileno durante el Siglo XX y efectivamente, los anarquistas fueron una forma de organización obrera de gran importancia a comienzos del Siglo XX en Chile. Sin embargo, con el tiempo perdieron fuerza en comparación al sindicalismo más oficial. A pesar de ello, con el regreso de la democracia, el anarquismo tuvo un resurgimiento y se convirtió en una manifestación visible de un importante número de jóvenes. De allí que considero importante estudiarlo, comprender sus lógicas e intentar esbozar una respuesta sobre por qué hoy en día muchas personas sienten atractivo hacia las ideas ácratas.

-¿Qué crees que es importante que tus alumnos conozcan de estas dos experiencias que ayudaron a dibujar el Siglo XX y que hoy, han sido desprovistos de su historia por los medios y asociados a grupos sectarios y hasta extremistas, en el caso del anarquismo?

 -Creo que los estudiantes deben investigar sobre temas de los que poco se sabe. La investigación académica, o si quieres científica, permite generar respuestas a fenómenos complejos de forma objetiva. Al investigador no le corresponde juzgar si está bien o mal, su función en comprender y explicar dichos fenómenos. En el caso el anarquismo, por ejemplo, los medios de comunicación dicen cualquier cosa. El desconocimiento es tal, que políticos o inclusive funcionarios de policía e inteligencia,  realizan declaraciones sumamente equivocadas, dejando en evidencia un desconocimiento alarmante de este tipo de fenómenos sociales. Por ello, estoy reuniendo material para elaborar un segundo volumen del libro del anarquismo en Chile. Esta vez, eso sí, me voy a centrar en los últimos 5 o 6 años, de tal manera de explicar el proceso de radicalización del uso de la violencia (la colocación de artefactos explosivos, por ejemplo) y el crecimiento significativo de organizaciones anarquistas en Chile.

-¿Y en el caso de la masonería?

 -Ese caso es aún peor, pues se trata de un club republicano con 155 años de existencia, el más antiguo que existe en Chile, y los medios de comunicación insisten en que es una sociedad secreta con rituales esotéricos. La verdad es que la masonería es todo lo contrario, de secreta no tiene nada: sabemos dónde funciona, quienes son sus autoridades, etc. Y si bien han existido entre sus miembros personas con creencias de tipo esotérico -que por lo demás no son exclusivas de los masones- la gran mayoría son personas racionalistas y promotores de la ciencia. Estos dos casos, nos permiten valorar la importancia de la investigación para la generación de conocimiento verídico sobre diferentes formas de sociabilidad política que existen en Chile y el mundo.

Comenta