Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

LimónApps | April 30, 2017

Scroll to top

Top

Rigth now get betting bonus from bookmakers
Sin comentarios

Presos de una enfermedad: la nula atención de salud en las cárceles

Un informe del departamento de Salud de Gendarmería de diciembre de 2015, revela que 127 internos -siete mujeres y 120 hombres- murieron el año pasado por causa de alguna enfermedad, es decir, cada tres días falleció un reo por este motivo.

Según este informe, las principales causas de muerte de los reos enfermos son paro cardiorrespiratorio, cáncer y falla orgánica múltiple (disminución del funcionamiento de varios órganos). En tanto, la edad promedio de mortalidad de un hombre, al interior de las cárceles del país, es 44 años y de una mujer, 38 años.

carcel

Hoy existen 4.373 enfermos crónicos en las 173 cárceles de Chile, quienes padecen, en su mayoría, de hipertensión arterial, diabetes y asma crónica.

Estas cifras contrastan con la escuálida atención sanitaria que reciben los presos enfermos, quienes no cuentan con vigilancia médica ni tratamientos adecuados. “Es gente que, en la mayoría de los casos, no consulta los servicios de salud y eso nos hace hacernos cargo de enfermedades sin control”, afirma Beatriz De Gregorio, jefa del departamento de Salud de Gendarmería.

A estos índices se suma la aún más crítica situación de los 737 enfermos psiquiátricos que permanecen hoy en los penales del país. Aquejados, en su mayoría, por trastornos de personalidad, abuso de sustancias y trastorno bipolar, tampoco ellos reciben tratamiento adecuado y deben cumplir sus sentencias en recintos no habilitados para sus necesidades.

El Tribunal Constitucional de Chile dictamina que cuando una persona ya cumplió su condena y aún no está rehabilitada, se la debe enviar a su casa con su familia. Pero si no hay redes familiares, se debe pedir un traslado a un hogar de rehabilitación.

De Gregorio dice que el sistema enfrenta un dilema. “Muchas veces tuvimos gente que estaba sobreseída por la justicia, pero no los podíamos dejar ir porque es un peligro para ellos que no tienen familias y para el resto de las personas”, afirma.

La psiquiatra Sandra Moglia se sorprende: “Eso es un secuestro. Eso no se puede hacer, si la justicia dice que no hay pruebas para sentenciarlo, hay que dejarlos libre igual”.

El reportaje Presos de una Enfermedad, realizado por la alumna Joyce Ríos Figari en la asignatura Taller de Investigación Periodística durante el primer semestre de 2016, fue finalista en la categoría Reportaje Escrito el concurso ETECOM 2016, organizado por Fundación Telefónica, que premia a los mejores trabajos de las escuelas de Periodismo del país.

Lea aquí el reportaje completo (click en la imagen para acceder a la investigación):

carcel2

Comenta