Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

LimónApps | January 21, 2019

Scroll to top

Top

Rigth now get betting bonus from bookmakers
Sin comentarios

Por unas copas de más

El comercial uruguayo del vino Santa Teresa, de Young & Rubicam Uruguay, que evidencia el escaso rendimiento de la selección chilena en los torneos internacionales de fútbol, hizo hervir la hinchada local con opiniones que alabaron la creatividad charrúa, mientras una mayoría acusó el golpe, que incluso motivó la respuesta de la agencia chilena Atlas digital.

Para el profesor Enrique Sánchez, diseñador gráfico y publicista, quien dicta los cursos de Taller II y Taller III en Publicidad UDD, “el humor entre futboleros siempre tiene una cuota de bullying, donde siempre hay que verbalizar una supuesta o deseada superioridad con el ánimo de incidir en el resultado”.

Fundador y director creativo de agencia Urbana, Sánchez sostiene que la burla a la escasez de títulos de Chile tiene un trasfondo de verdad, “unos cuantos irán más allá y se enojarán en serio por el tono ‘apocador’ del mensaje, pero tenemos que convenir que, lamentablemente, tiene asidero, y que la única forma de combatir este tipo de comentario es mejorando nuestra trayectoria de éxitos en el tiempo. Y si esto ocurriera, no cabe duda que nos llevaría, muy probablemente, a hacer nuestras propias producciones de comerciales de este tipo”.

Paulo Águila, también diseñador gráfico y publicista, profesor de Taller II y III de Publicidad y Dirección de Arte, rescata el sentido del humor como un recurso que consigue una mayor atención y recordación en el consumidor, siendo muy útil “cuando las propiedades o características del producto no tiene un gran elemento diferenciador”.

4

El triunfo de Chile sobre Uruguay en la Copa América sigue generando roces, hasta llegar a la publicidad.

“Uruguay, al igual que los argentinos, tiene un gran sentido del humor, saben cómo aprovechar este recurso creativo y, sin entrar en una discusión irrespetuosa, es un trabajo divertido incluso para el más fanático del futbol”, agrega.

Pero si bien tenemos el derecho a declararnos ofendidos por el comercial de vinos, como sostiene Sánchez, “no deberíamos olvidar que en otro ámbito, en algún minuto, y frente a los logros y éxitos de la economía nacional, también caímos en el error de ‘ningunear’ todo lo que se nos pusiera por delante, especialmente cuando nos encontrábamos fuera del país, lo que nos llevó a ser tildados de los ‘nuevos argentinos’ por varios de nuestros vecinos de la región”, una apreciación correcta, para el experto, porque “reflejaba la actitud triunfalista, soberbia y avasalladora que, de vez en cuando, nos hacía un poco insoportables”.

Águila, en tanto, distingue el eje de ambas campañas. “Si bien la producción del spot (uruguayo) no cuenta con un trabajo muy prolijo a diferencia del chileno -que muestra una propuesta muy superior en cuanto a producción y que hace que obviamente se le dé más valor al producto y no a la cantidad de copas-, la película muestra claramente la diferencia entre estos  países, un poco una radiografía de los estilos de vida de estos pueblos. Mientras el producto uruguayo solo piensa en la celebración, nosotros nos preocupamos de celebrar pero de buena forma, creemos que es más importante la calidad ante la cantidad, atendiendo un poco a la era gourmet que vivimos en Chile hoy”, plantea.

Para Sánchez, la respuesta local frente al comercial de los Vinos Santa Teresa recoge el mismo tipo de recursos usado por los uruguayos, “mofándose de la poca reputación que tienen los vinos uruguayos e incluyendo una alusión que nos hace un flaco favor: un recordatorio de la discutible técnica usada para conseguir una ventaja en el número de jugadores durante el partido contra Uruguay”, dice. No obstante, según Águila, este incidente es una muestra más de la picardía chilena. “Apelando finalmente a la ‘chispeza’ del chileno, nunca vamos a perder, no importa lo que nos digan, siempre podemos contraatacar con más humor que argumentos. Esa es la gracia del chileno”, asegura.

“Estos dos comerciales reflejan con naturalidad lo que contienen las pullas y cánticos de barras bravas, y tienen más o menos la misma trascendencia en el tiempo, hasta que los resultados de nuevos cotejos nos permitan hacer un nuevo conteo y ver quién puede molestar más al contrincante”, plantea Sánchez.

Revisa aquí el controversial spot Uruguayo:

Y esta es la respuesta chilena:

Comenta