Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

LimónApps | September 23, 2017

Scroll to top

Top

Rigth now get betting bonus from bookmakers
Sin comentarios

Juego en línea LoL: La realidad de los jóvenes que se convierten en jugadores profesionales

Con un mínimo de ocho horas frente al computador al día, los representantes de uno de los equipos de LoL más importantes de Chile se preparan para la copa que los puede llevar a competir a otros países. Para estos nuevos grupos conformados por adultos que dicen se les paga muy bien por vivir su sueño y que para muchos parecería un encierro, es sencillamente hacer lo que aman.

Por Andrés Mujica

Nicolás González es un joven de 23 años. Juega Play Station desde los 6. Con una vida normal fue al Instituto Miguel León Prado de San Miguel. Tras terminar cuarto medio, estuvo tres años estudiando Ingeniería en Sonido y Acústica, pero dejó todo para ser jugador profesional de LoL. “Ya no puedo recuperar mi carrera debido a que la congelé hace más de dos años. De todas formas no me arrepiento, he vivido experiencias que no cambiaría” dice el sanmiguelino.

Nicolás González, quien juega League of Leyends de forma profesional bajo el nombre de “Primo”, es parte del equipo Last Kings, grupo que se desempeña en la CLS (Copa Latinoamérica Sur), conocida como la primera división del juego en esta parte del mundo. “Pasé por bastante, pensé incluso en retirarme, pero existen más pros que contras en esta historia” cuenta el jugador profesional de LoL.

lol

En una casa de tres pisos conocida como la “gaming house”, ubicada dentro de un condominio en Huechuraba, González, junto a un chileno, dos argentinos y dos españoles, entrenan constantemente.

“Nos despertamos todos a las 09:30. A las 10 de la mañana meditamos. Luego, nos dedicamos a jugar una partida para “calentar las manos”, previo a comenzar el entrenamiento. De 12 a 14 horas tenemos un horario de partidas de práctica contra otros equipos. Se mejoran estrategias, etc. Tipo dos de la tarde almorzamos para después dar paso a otro bloque de duelos. Hacemos análisis a los juegos que tuvimos durante el día y cerramos la rutina a las 18:00 hrs. Terminado este horario podemos gastar el tiempo en lo que queramos y generalmente lo hacemos en seguir jugando, lo hacemos todo el día”, explica González.

League of Leyends es un multijugador online desarrollado por la empresa Riot Games para computadores. Se trata de una aventura donde un máximo de diez jugadores, divididos en dos equipos, se enfrentan para conquistar los territorios del rival a través de la destrucción de sus torres y otras construcciones.

Ambientado en un mundo fantástico con personajes de la misma índole, LoL (League of Leyends) ha cautivado a muchos usuarios en el planeta, al punto de que en un momento la empresa pudo contabilizar a 3 millones de usuarios jugando simultáneamente en diferentes partes del mundo.

Como si fuera poco, los  diez mejores jugadores del mundo ganan entre 897 mil y 346 mil dólares por temporada. Sin mencionar que, en premios, League of Leyends entrega un total de 37 millones de dólares al año.

“Hemos dedicado cinco años a jugar “LoL”, pero no nos sentimos expertos, siempre hay algo que mejorar. Te demoras lo mismo que hacer una carrera universitaria para convertirte en un maestro de League of Leyends”, dice Primo.

LA CASA DE LOS JUGADORES PROFESIONALES

Nicolás vive con 6 compañeros más, incluido el entrenador o “couch”, un ex jugador de LoL de nacionalidad cubano-chilena, quien debido a su experiencia, se encarga de llevar por el camino del triunfo a los jóvenes representantes de Last Kings, cuenta el jugador profesional de League of Legends.

Los jóvenes profesionales del videojuego tienen una rutina de alimentación. Desayuno, almuerzo y cena. Todo cocinado por la nana que trabaja en la casa. Si alguno de los jugadores quiere comprarse su propia comida, para variar, no existe restricción al respecto, cuenta Primo o Nicolás González en la vida real.

Estos chicos trabajan para una empresa, por lo que la casa, las comidas, las comodidades, los equipos y todo lo demás, van incluidos dentro del presupuesto con el que corre Last Kings. Nada sale de los bolsillos de los jugadores, explica.

Estos veinteañeros que viven en la casa reciben un sueldo por parte de la compañía. “Se dan todas las facilidades para que los guerreros de Last Kings sólo se concentren en entrenar, dice Primo.

La casa recibe visitas constantemente, tanto de amigos como pololas de los jugadores. Más importante es la llegada dos veces por semana del antiguo psicólogo deportivo del equipo, ahora pieza importante de LK (Last Kings), Matías Pacheco de 27 años. “Sigo conversando con los jóvenes para solucionar cualquier problemática que pudiera estar distrayéndolos de jugar LoL al 100%”, cuenta el psicólogo.

Dice que para ellos la fiesta y el carrete son importantes para que se liberen de tanto estrés, pero todo bajo cierto control. No olvidemos que estamos hablando de “niños” que están viviendo sin padres en esta casa, y es importante respetar ciertas normas que el mismo grupo termina fijando para no perjudicar el desempeño en el deporte, explica Pacheco.

Dentro del “team” también hay un capitán, “Niphu” en este caso, quien es parte de los cinco jugadores que combaten en las partidas de aproximadamente 40 minutos de League of Leyends, explica González.

A pesar de que todo esté andando dentro de esta casa, entender los costos de los equipos con que se desempeñan los jugadores es fundamental. “Puedes armarte un muy buen computador para jugar LoL con unos 400 mil pesos. Puedes gastarte máximo $150 mil pesos entre teclado, mouse y audífonos. Lo que da $550 mil pesos en total, asimilando que se pretende participar en un nivel profesional”, cuenta Primo.

EL TIEMPO LIBRE

Un estudio de GFK Adimark realizado en la pasada edición de Festigame, la feria chilena más grande de videojuegos, demostró que el 43% de los “gamers” o personas que juegan recurrentemente tienen de 18 a 24 años. Además, el estudio explicó que el 67% de los fanáticos de los videojuegos realizan la actividad en compañía de otras personas. Derribando el mito de que esta gente se caracteriza por ser antisocial.

Tras los entrenamientos llega el fin de semana, días donde dependiendo la época se sigue practicando el juego, o se le permite a los integrantes del equipo aprovechar su tiempo libre. “Si estamos en play-offs, entrenamos de lunes a domingo. Si estamos en pretemporada o en alguna fase previa a las finales, tenemos el sábado y el domingo para hacer cosas distintas”, explica González.

“Los chilenos viajamos a ver a nuestras familias. En otras ocasiones hacemos fiestas tranquilas o juntas en la casa para despejarnos, donde nos visitan amigos. Los extranjeros usualmente se quedan en la casa estos días, ya que sus familias están a miles de kilómetros de distancia”, dice el san miguelino.

Si salen a conocer alguna parte de la ciudad o a tomarse algo lo hacen todos juntos, como equipo. La semana pasada fueron a Fantasilandia, y de repente se escapan a Bellavista, cuenta el jugador profesional de LoL.

EQUIPO INTENACIONAL

Dentro de los jugadores extranjeros que conviven con Nicolás, está Kevin Ariel Álpire Rivero, de 20 años, conocido en LoL como “Inkos”. Boliviano de nacionalidad española debido a que desde los siete años vivió en Madrid. Actualmente reside en Chile. Se desempeña como otra pieza del equipo Last Kings.

Su cambio de Europa a Santiago fue complicado. Las costumbres y la personalidad de la gente, entre otros aspectos, obligaron al ibero a adaptarse para poder ingresar positivamente a la empresa en que trabaja, dice el mismo Kevin.

“Si se cortan las fiestas probablemente los chicos queman la casa”, cuenta entre risas el boliviano-español.

El otro chileno es el más joven del grupo. Vicente Trautmann, oriundo de Las Condes y con tan solo 18 años. Conocido en LoL como Rakyz, consiguió unirse a Last Kings tras convencer a sus padres de que el LoL es rentable y puede darle dinero, explica el mismo jugador.

“Esta experiencia es como el sueño, solo que no la estamos aprovechando. Nos frustramos mucho cuando las cosas no salen bien, y olvidamos que al final estamos haciendo lo que nos gusta”, dice Trautmann.

INICIO DE LA COPA LATINOAMÉRICA SUR

Después de tanta preparación llega la temporada de competencias. A partir del primero de junio de este año, los jueves y viernes se convierten en los días de duelo. Los equipos chocan entre ellos en batallas de dos partidas. Los puntos se reparten de la siguiente forma: Tres para el ganador, cero para el perdedor y uno en caso de empate.

Durante 14 jornadas, siete equipos se ven las caras, 2 veces como mínimo cada uno. Completando 12 días de participación real, y 2 de fecha libre, que se dan debido a al número impar de participantes. Los 4 teams mejor puntuados en la tabla de posiciones, clasifican a las semifinales, donde el primer lugar se enfrenta al cuarto y el segundo al tercero, en duelos donde el mejor de 5 partidas avanza, regla que se mantiene en la final.

De ganar la Copa Latinoamérica Sur, el equipo se adjudica 25 mil dólares de premio, además de pasajes al torneo Internacional. Llegar a estar entre las dos mejores posiciones de la internacional, les permite clasificar al Mundial de LoL, además de recibir la suma de 250 mil dólares. Ganando el “World Championship”, Last Kings o cualquier otra empresa se llevaría la copa y $2 millones de dólares de vuelta su país.

Pero la competencia no se juega desde las casas. Last Kings se desplaza a las oficinas de Riot Games Chile ubicadas en Tobalaba. Los jóvenes llegan con tres horas de antelación para tener tiempo de instalar sus equipos, compuestos por teclado, mouse y heads (audífonos), cuenta Primo.

Todos sentados el uno al lado del otro, cinco jugadores con la misión de derrotar al equipo rival. “En los entretiempos dados tras el término de cada partida, se reúnen con el psicólogo deportivo para analizar la situación”, explica Pacheco en el preámbulo de estas batallas que se transmiten vía Youtube, Twitch y otras plataformas.

Comenta