Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

LimónApps | June 20, 2018

Scroll to top

Top

Rigth now get betting bonus from bookmakers
Sin comentarios

Generosidad, la clave del Marketing Social

Jorge Armstrong, Felipe Gerdtzen, José Miguel Ventura y Sergio Gamboa, analizaron en la UDD el valor que aporta a las marcas el crear campañas sociales.

Valentino Saldivar Torres

Conseguir 100 mil nuevos donantes de órganos, crear una app para aumentar la cantidad de personas vulnerables beneficiadas con alimento no comercializable, entregarle información útil a la sociedad y no sólo a las empresas, educar a los estudiantes en la necesidad de mejorar el mundo.

Estos inspiradores proyectos fueron protagonistas del Seminario Marketing Social, encuentro organizado por la Facultad de Comunicaciones UDD que reunió a cuatro destacados expositores: Jorge Armstrong, socio de Armstrong y Asociados; Felipe Gerdtzen, editor general de Investigación de MEGA y director del proyecto “Mi causa mi Mega”; José Miguel Ventura, consultor independiente y Sergio Gamboa, director de la carrera de Publicidad de la UDD.

El marketing social tiene por objetivo, además de aumentar las ventas, generar conductas, acciones y transformaciones en los consumidores. Apunta más a la comunidad que a la individualidad. Más que objetivos cortoplacistas, busca otro tipo de metas fijadas a mediano y largo plazo.

Armstrong, socio de Armstrong y Asociados, primera agencia de publicidad latinoamericana en certificarse como Empresa B, abrió la jornada presentando una app Red de Alimentos, una suerte de “Banco Virtual” que permitirá aumentar la cantidad de organizaciones sociales y personas en situación de vulnerabilidad beneficiadas con alimento no comercializable que, aunque en perfecto estado para su consumo, hoy desechado o destruido por no contar con los mecanismos necesarios para conectarse con quienes más los necesitan.

“Se trata de ‘uberizar’ Red de Alimentos con una app para empresas y fundaciones, donde se pueden obtener, por ejemplo, los yogurts que van a vencer en pocos días. Lo postulamos a Google y ganamos el 1er lugar entre 5 mil proyectos”, contó Armstrong, quien también realiza campañas sociales para América Solidaria y el Grupo Educar.

Luego, José Miguel Ventura, consultor independiente y ex director de marketing de Adimark, explicó cómo la destacada consultora cambió su eje desde los estudios políticos a contenidos propios y estudios sobre los chilenos.

Asimismo, profundizó en este desafío mediante la creación de un libro infantil, “El barrio de Olivia”, para que los niños entiendan la diversidad del país a partir de los datos que obtienen año a año. “Uno puede generar marketing social independiente del ámbito o vitrina que tenga. Se necesitan ganas”, sostuvo.

Por su parte Felipe Gerdtzen, editor General de Investigación de MEGA y director del proyecto “Mi causa mi Mega”, abordó el tema de las causas sociales, luego de crear una campaña para combatir el sedentarismo con 22 minutos al día de baile y otra para aumentar la tasa de donantes de órganos. “Tenemos tecnología, experiencia e historia en este tema, pero somos penúltimos en el continente en cuanto al transplante de órganos. Llegamos a 100 mil donantes nuevos y 2017 fue el año con más trasplantes realizados a la fecha, con un total de 457. Todo, con una campaña que tuvo 2 mil reproducciones en televisión”, dijo.

Finalmente Sergio Gamboa se refirió al rol de las universidades en el tema del marketing social. Y citó el Festival La Pieza, de Publicidad UDD, en el que se han abordado 17 problemáticas sociales y medioambientales y hoy participan 12 universidades de Chile y una de Ecuador. “Cuando comenzamos con este festival no existía ningún concurso de creatividad con orientación social. Hoy es un deber de las empresas es hacer marketing social, de hecho las marcas más amadas son las que menos huella de carbono dejan. No es rentable preocuparse sólo de vender”, explicó.

Los expositores coincidieron en la importancia de la generosidad, una idea opuesta a la caridad. “El marketing social al fin y al cabo se basa en la generosidad, ser generoso es compartir el conocimiento, porque mientras más se sepa sobre temas distintos más probable es que la gente tome buenas decisiones”, indicó Ventura. “Si las empresas no conectan con la sociedad están en mayor riesgo que si vende un poquito menos”, agregó Gerdtzen. “Ser millonario en un mundo destruido no es un buen negocio”, concluyó Armstrong.

El encuentro terminó con preguntas de los asistentes, espacio que fue moderado por la decana de la Facultad de Comunicaciones de la UDD, Carolina Mardones.

Comenta