Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

LimónApps | June 19, 2019

Scroll to top

Top

Rigth now get betting bonus from bookmakers
Sin comentarios

Adolescentes y redes sociales: una relación consolidada

¿Cómo usan las redes sociales los niños de entre 4° y 8° básico de la Región Metropolitana? ¿Hay diferencias en su uso, si asisten a establecimientos particulares, subvencionados o municipales? ¿Qué sugerencias son viables para que padres y apoderados no pierdan el norte ante este inevitable medio –y estilo– de comunicación?

El equipo de investigadoras de las Facultades de Comunicaciones, Educación y Psicología, compuesto por las psicólogas Marcela Aravena y Carolina Aspillaga, la periodista Paulina Maureira y la profesora de enseñanza media Trinidad Ríos, indagaron en un ámbito de cifras impactantes: el 90,7 % de los niños chilenos usa teléfonos móviles, mientras el 72, 5% de los alumnos de 4° básico declara tener acceso a internet, registrándose un aumento paulatino en la penetración de teléfonos inteligentes con acceso a internet entre los niños.

La fase descriptiva del estudio “Adolescentes Redlacionados: ¿dónde están los límites?” fue desarrollado por los alumnos del curso Seminario de Investigación de Periodismo UDD Rodrigo Bofill, María Fernanda Guzmán, María Ignacia Parot, Carmen Paz Pemjean, María Isidora Rodríguez, Daniela Rousseau, Isidora Sanhueza, Rocío Valenzuela y Enrique Yávar.

El estudio, que vincula a las tres disciplinas en una experiencia de análisis interdisciplinario, tuvo por objetivo analizar los hábitos y usos de redes sociales de 990 estudiantes entre 4° y 8° básico de establecimientos de distinta dependencia en la Región Metropolitana (particular, subvencionado y municipal), mediante un cuestionario de preguntas cerradas.

Entre las conclusiones, figura, por ejemplo, que el  principal uso que hacen los niños de las redes sociales es para comunicarse con amigos. En 4° básico la red predominante es Facebook (53,7 %), mientras en 5° básico baja al 19,4%, disparando el uso de Whatsapp con el 65%. Claramente, esta última red lleva la delantera y alcanza las preferencias del 88,2% de los estudiantes de 8° básico.  En relación al tipo de establecimientos, el 65, 7% opta por Whatsapp, el 26,6% por FB, y el 7.7% por otras.

adolescentes

El estudio logra concluir que a nivel de 4° y 5° básico, los niños se comunican mayoritariamente cara a cara. Es en 6° básico cuando irrumpen con fuerza las redes sociales. En total, el 64% invierte más de una hora al día en redes sociales para comunicarse con sus amigos, uso que no registra distinciones entre los tres tipos de establecimientos.

En tanto, el 38% de la muestra declara haber conocido amigos a través de redes sociales, fenómeno que aumenta progresivamente a medida que los estudiantes avanzan en sus estudios. Es decir, se registra mayor cantidad de conocidos a través de redes sociales con el paso del tiempo. Y, nuevamente, no se registran diferencias  notables en los distintos tipos de colegios.

Presencia parental

Este uso aparentemente liberado de redes sociales, no es un ámbito completamente ajeno a los padres. El 50% de los niños declara que sus progenitores les han indicado ciertas restricciones en el uso de las redes sociales, cifra similar en los tres tipos de establecimientos.

De haber acuerdos, los niños señalan que éstos se remiten a los horarios para usar redes sociales, al tiempo de uso y a los días en los que pueden acceder a éstas.

En función de los resultados del estudio, las investigadoras plantean algunas recomendaciones a padres y establecimientos educacionales. Entre éstas surge la necesidad de acompañar el uso de redes sociales, mediante reglas explícitas e implícitas del uso de tecnología que involucre tanto al colegio como a la familia, con el fin de comprender la forma en que los niños enfrentan hoy sus relaciones y conflictos con sus pares, que se evidencian claramente en el uso de estos “sistemas de comunicación”.

Asimismo, sugieren el desarrollo de una actitud crítica frente a las habilidades digitales en los estudiantes, que les permita identificar situaciones de riesgo y discriminar información cuando se enfrenten a la diversidad abismante de la web.

Las conclusiones del estudio también permiten plantear la necesidad de obtener información desde los alumnos para conocer qué nuevas aplicaciones están utilizando y qué usos les están dando, con el fin de orientar a la comunidad escolar al respecto.

Finalmente, el estudio “Adolescentes Redlacionados: ¿dónde están los límites?” también plantea sensibilizar tempranamente a los padres con esta temática, intentando crear acuerdos en común con sus hijos, al menos desde 1°básico.

Lea los detalles del estudio en esta presentación.

Presentación Adolescentes Redlacionados

Comenta